jueves, 3 de septiembre de 2015

Jaque a la reina de Arlette Geneve





Sinopsis

Ser cartera te da oportunidad de aprender muchas cosas. Es lo que siempre dice Amor, quien, pese a los recortes y las duras jornadas recorriendo la ciudad con una pesada saca de cartas, sabe sacarle partido a su profesión. Conoces gente, ves los movimientos en el barrio, notas los cambios en jardines y mascotas, adviertes enseguida los envíos sospechosos...

Amor, bella y suspicaz, empieza a desconfiar al tener que entregar cada día un sobre certificado urgente en el mismo domicilio. Lo peor es que no está preparada para que le abra la puerta un enorme y arrebatador hombre, que parece recién salido de un anuncio de colonia. Maduro, atractivo, con increíbles ojos azules, recibe cada día su correo (y a Amor) con una sonrisa que quita la respiración.

Amor se siente cautivada, aunque no entiende por qué se muestra tan cortés con ella, una simple empleada de Correos vestida con botas, un gastado abrigo y el casco de la moto. ¿No será que quiere ganársela porque tiene algo que ocultar? Desde luego, su acento extranjero es difícil de identificar. ¿Será un mafioso? ¿Un psicópata? Cuando el misterioso forastero la invita a cenar, nuestra bella y joven heroína sabe que, tal vez, esté metiéndose ella sola en la boca del lobo...


Opinión

A pesar de todos los pesares que voy a decir a continuación, el libro me ha entretenido.

La protagonista es insufrible, de las que confunde ser tiernas y adorables con estar cayéndose todo el rato para que el guapetón de turno las salve y metiendo la pata con cualquier cosa. Además es poner un pie fuera de España y desarrollar un sentido patrio exasperante, solo le falta cantar a voz en grito “Que viva España”. Pereza, pereza.

Los demás personajes no están bien perfilados ni profundiza en ellos y hay muchas cosas que quedan en el aire o quizá sea un trilogía y la información está dosificada para despertar nuestro interés.

La trama es totalmente inverosímil. La autora misma reconoce que su novela es “poco creíble” (Nota de la autora) y la verdad es que es una historia imposible de creer.

Lo que salva el libro de ser abandonado es la habilidad de la autora para tejer un culebrón que, en conjunto, resulta simpático y te hace pasar un rato agradable. No, no es un libro mínimamente verosímil pero entretiene.

Me apetece leer más cosas de Arlette Geneve porque si con semejantes elementos ha logrado conquistarme, seguro que disfrutaré mucho con alguno de sus mejores libros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...